Quiero una cita

La ley y el divorcio

Tabla de Contenidos

La ley y el divorcio
Escribir al DR. Mauro Hoy

Desde 1841, la ley costarricense contemplaba la posibilidad de disolver los matrimonios cuando éstos no funcionaban. Eso sí, la disolución tenía que tramitarse ante las autoridades eclesiásticas. El proceso era largo y complicado y no se permitía que los divorciados contrajeran segundas nupcias.

 

En 1886, se aprobó una ley de divorcio que se mantuvo a lo largo de los años sin ser derogada; situación única en América. Con el paso del tiempo, se introdujeron modificaciones a esta ley, diferenciando el divorcio de la separación, incluyendo nuevas causales y permitiendo que cualquiera de los miembros de la pareja solicitara el divorcio, condiciones que se mantienen hasta hoy en día.

 

Curiosamente, Chile, aprobó su  primera ley de divorcio en el 2004, convirtiéndose en el último país del mundo en aprobar una ley de este tipo. Antes de su publicación, las parejas chilenas tenían que recurrir a intrincados métodos para anular sus matrimonios o simplemente separarse. La aprobación de esta ley, permitió que muchas parejas chilenas pudieran finalmente regularizar su situación.

Escríbanos

Venta de libros del Dr. Mauro