Quiero una cita

El aborto espontáneo es la pérdida que ocurre antes de las 20 semanas de gestación

PREVENCIÓN DE UN ABORTO ESPONTÁNEO

Tabla de Contenidos

PREVENCIÓN DE UN ABORTO ESPONTÁNEO

Curiosamente la mayoría de los abortos espontáneos, ocurren por defectos de la naturaleza en la conformación del bebé, alteraciones que le impedirán la vida una vez nacido y a la vez le impiden continuar en el vientre materno, de tal manera que sucede la expulsión. Desdichadamente al día de hoy, cuando estos defectos cromosómicos se presentan no hay forma de evitar que el aborto suceda.

 

Escribir al DR. Mauro Hoy

El aborto espontáneo es la pérdida que ocurre antes de las 20 semanas, es decir en la primera mitad del embarazo. Es una entidad muy frecuente, al punto que se señala que cerca del 20% de las mujeres experimentarán este cuadro ginecológico.

Curiosamente la mayoría de los abortos espontáneos, ocurren por defectos de la naturaleza en la conformación del bebé, alteraciones que le impedirán la vida una vez nacido y a la vez le impiden continuar en el vientre materno, de tal manera que sucede la expulsión. Desdichadamente al día de hoy, cuando estos defectos cromosómicos se presentan no hay forma de evitar que el aborto suceda.

Bajo esta perspectiva la ciencia se ha dado a la tarea de luchar en otro frente, precisamente el de la prevención. Así, podemos instaurar diversos tratamientos que disminuyen la posibilidad de que suceda el aborto.

El primero de ellos, el ácido fólico que tomado desde antes del embarazo y a lo largo de los nueve meses reduce la posibilidad de anomalías y malformaciones fetales y por ende disminuye considerablemente el riesgo de abortar. De igual manera, se hacen mediciones de la función de la glándula tiroides para determinar si está en el nivel óptimo, de lo contrario, se indican medicamentos con dosis hormonales precisas, que reduce el riesgo de alteraciones fetales y pérdidas del embarazo y además provoca diversos efectos positivos en la salud materna.

En ese mismo sentido y antes de que la mujer se embarace, se miden los niveles de vitamina D, con el fin de determinar su concentración en sangre. Los estudios indican que niveles bajos de esta vitamina, provocan diversos defectos estructurales que propician las alteraciones fetales que pueden incrementar probelmas durante el embarazo. En caso, de encontrarse niveles bajos se procede a instaurar la toma de la vitamina D en pastillas.

Por todo lo anterior, es que hoy recomendamos que la mujer que desea ser mamá inicie el control antes de llamar a la cigüeña.

Escríbanos

Venta de libros del Dr. Mauro