Quiero una cita

Pérdida de peso

LA MODA DE LAS FLACAS

Anorexia, moda y sus consecuencias

Tabla de Contenidos

LA MODA DE LAS FLACAS

Es cierto que todos queremos conservar el peso, que los médicos advierten de las consecuencias de la obesidad, que vivimos bombardeados por mensajes que nos dicen que la belleza reside en las mujeres flacas, contrario a la costumbre histórica que encontraba belleza en la mujer rolliza. Pero, ¿qué pasa cuando la idea de bajar de peso se convierte en obsesión y nos lleva a la anorexia?

Escribir al DR. Mauro Hoy

El pasado 29 de diciembre murió Isabelle Caro conocida modelo quien con apenas 28 años, fue víctima de la anorexia nerviosa.  Caro se hizo famosa gracias a las campañas que encabezo para enterar a la sociedad sobre este raro trastorno que se manifiesta por una aversión hacia la comida, hasta el punto que produce desnutrición severa y, en algunos, casos hasta la muerte.

Esta enfermedad afecta sobre todo a las mujeres y en especial a las mujeres jóvenes. Por,  eso hay que alertar a los padres en el sentido que en la actualidad, es una moda ser flaco, es más, es una moda ser una mujer cadavérica. Los huesos se volvieron parte del estereotipo de belleza de Occidente y no es raro encontrar auténticos símbolos sexuales que sufren de desnutrición, anemia y otras enfermedades carenciales producto de dietas brutales, destinadas a delinear el cuerpo hasta el extremo.

Nuestras adolescentes sufren esta moda. Algunas podrán ostentar esas figuras lineales de manera saludable, pero muchas son más gruesitas de nacimiento, por herencia y por los genes, de manera que para lucir escuálidas requerirán dietas de hambre, para producir cuerpos desnutridos que simulan belleza.

Antes, cuando una mujer comenzaba a padecer de la anorexia nerviosa, los familiares y amigos se alertaban y acudían al medico porque la joven estaba “muy menudita”. Hoy, por el contrario, cuando una niña inicia este trastorno, recibe todo un aplauso social por la esbelta figura que ha adquirido.

Es ideal consultar en las etapas iniciales, cuando la paciente opta simplemente por disminuir drásticamente su ingesta diaria o cuando sufre crisis donde come mucho y, ante el temor a engordar, se provoca el vómito. En etapas tardías, cuando la simple visualización de los alimentos le produce nauseas y repulsión, el pronóstico es reservado llegando a estados graves de inanición que son los que llevan a la muerte.

Hasta hace muy poco, se daba como un hecho que esta enfermedad era de origen mental, sin embargo, hoy sabemos que las pacientes sufren de diversas  alteraciones hormonales que parecen explicar el problema y probablemente en unos años podamos tratar estas alteración con medicamentos.

Escríbanos

Venta de libros del Dr. Mauro