Quiero una cita

DESCUBRE SI TU PAREJA ES INFIEL CON SOLO MIRARLE LA MANO

Tabla de Contenidos

DESCUBRE SI TU PAREJA ES INFIEL CON SOLO MIRARLE LA MANO

Ese es el título de un reciente artículo divulgado por la prensa internacional que señala que la configuración de la mano y específicamente de los dedos,  puede ser determinante en la génesis de la infidelidad. Así,  la investigación señala que los hombres que tienen el dedo índice más pequeño que el dedo anular son más proclives a la infidelidad.

Escribir al DR. Mauro Hoy

Este trabajo se une a un gran grupo de reportajes que brindan formas indirectas para deducir la infidelidad. Algunos hablan que la persona infiel muestra cambios en su forma de vestir, se vuelve más pulcro, más detallista. Otros mencionan que el cambio de colonia, así como nuevos cortes de pelo, como sugestivos de que una infidelidad anda rondando el vínculo.

Otros van más allá y señalan que la decisión súbita de ir al gimnasio, de hacer ejercicio, de “bajar panza” son señales casi inequívocas de una efervescente infidelidad. En ciertas clases adineradas se menciona además el cambio de carro, el uso de modelos deportivos y juveniles.

Clásicamente, esta información ha sido casi exclusiva de las portadas de revistas y tabloides de baja monta, sin embargo recientemente comienza a aparecer en  medios serios que probablemente no han meditado lo peligroso que puede resultar este tipo de despliegue informativo para las parejas contemporáneas.

Hoy, la infidelidad se ha vuelto una preocupación mayor de hombres y mujeres y más aun en aquellos que son propensos a los celos y sobre todo a los celos desmedidos, que son aquellos que se desencadenan ante banalidades frívolas.

Por eso, es imperativo ser claros en torno a estos temas. No hay rasgos físicos que indiquen que una persona es infiel, además, los cambios en la conducta en torno al aspecto físico y la forma de vestirse o comportarse, son motivados por un sinfín de razones y rara vez son producto de una aventura sexual o emocional.

La infidelidad es un trago amargo en la vida de las parejas. Ante una sospecha real, no se deben hacer juicios a la ligera, sino más bien buscar ayuda profesional. 

Escríbanos

Venta de libros del Dr. Mauro