Quiero una cita

¿Es realmente peligroso?

CICLISMO E IMPOTENCIA

Las más recientes investigaciones asocian el ciclismo con los problemas de erección.

Tabla de Contenidos

CICLISMO E IMPOTENCIA

 

Es claro que aún es temprano para hablar de manera contundente sobre este tema, por eso el presente artículo pretende brindar una visión científica de esta compleja temática.

Escribir al DR. Mauro Hoy

INTRODUCCION

Los sexólogos nos hemos pasado cuarenta años proclamando la importancia del ejercicio para una vida sexual sana, cada avance científico y cada nueva publicación destacan a cabalidad lo decisivo que resulta el deporte en la salud en general pero sobre todo en el desempeño sexual.

Sin embargo, a nivel anecdótico siempre habíamos tenido cierto grado de reserva con algunas prácticas deportivas y entre ellas con el ciclismo. Curiosamente, ya Hipócrates hace más de 2.000 años observó que un pueblo nómada que vivía al norte del Mar Negro (los Escitios) sufría con mucha frecuencia de impotencia.

El traqueteo constante sobre sus caballos les incapacita para el coito, una gran mayoría se vuelve impotente. Este trastorno afecta a los Escitios ricos a causa de la equitación y no a las clases bajas... Los pobres, que no montan, lo padecen con menos frecuencia, escribía el médico griego en el siglo V antes de Cristo.

Es claro que la simple experiencia de andar unos cuantos minutos en bicicleta genera la sensación de molestia perineal, si en el periné que es precisamente el área en la que se apoya el cuerpo cuando se pedalea sentado.

Hasta hace algunos años, la relación entre el ciclismo y la disfunción eréctil no pasaba de una mera hipótesis. Pero esta asociación ha ido ganando peso.

Claro esta, el ciclismo además de un deporte, es una gran industria, los estudios iniciales provocaron una serie de respuestas de las grandes casas industriales, y no cabe duda que el conflicto de intereses ha generado una enorme confusión tanto en el mundo de la ciencia como en el individuo promedio.

Por otra parte, para muchas personas el ciclismo no es solo un deporte, es una autentica pasión, un estilo de vida, de manera que la noticia de que esta practica deportiva puede generar cuadros de impotencia colocan a todos estos aficionados en una situación difícil y comprometedora.

El dilema de la escogencia entre sexo o bicicleta puede resultar ingrato para los amantes de las dos ruedas.

Es claro que aun es demasiado temprano para hablar de manera contundente sobre este tema, por eso el presente capitulo pretende brindar una visión científica de este compleja temática. Hemos tomado como base los artículos de Goldstein y colaboradores asi como las investigaciones mas destacadas sobre el tema publicadas en la revista The Journal of Sexual Medicen.

MECANISMO CAUSAL

¿Cómo es que el ciclismo produce impotencia?

Para responder esa pregunta es necesario retomar algunos de los conceptos del capítulo 3. Si recordamos la erección es un fenómeno que requiere de la competencia de muchos órganos y estructuras entre ellas de los nervios y de las arterias.

Los nervios y las arterias llegan al pene a través de un área llamada periné que es una especie de rombo imaginario que se encuentra alrededor de la región anal y cuya área mas afectada por el ciclismo es la que se encuentra entre el orificio anal y la base del escroto.

Al montar bicicleta el peso del cuerpo recae sobre esa área del periné de tal forma que se ejerce presión sobre los nervios y vasos sanguíneos que se dirigen hacia el pene afectando así dos componentes esenciales para la erección.

SINTOMAS Y MANIFESTACIONES

¿Cuáles son las molestias además de la impotencia?

Algunos autores han reportado hasta un 65% de disminución de la sangre que llega al pene durante un sesión prolongada de ciclismo, lo cual provoca:

• adormecimiento del área genital
• calambres de los músculos que se encuentran en el periné.
• dolor y sensibilidad de toda el área perineal.
• entumecimiento en las nalgas, el escroto, los testículos o el pene.
• erecciones de mala calidad.

Todas estas molestias suelen aparecer cuando se llevaba cerca de dos horas de entrenamiento y se mantiene durante dos horas y media, y a veces hasta el día siguiente.

Al cabo de un tiempo el aporte sanguíneo se ve tan afectado que provoca auténticos cuadros de impotencia.

Cuando ando en bicicleta me queda adormecida el área de los testículos, ¿Por qué?

Este es precisamente el problema con el ciclismo. Los vasos sanguíneos se cierran cuando son presionados por el peso del cuerpo, provocando la sensación de adormecimiento, por este mismo mecanismo es que se afecta la erección.

¿Una persona por lo demás sana puede desarrollar una impotencia por solo practicar el ciclismo?

Existe cierto grado de controversia al respecto, pero en general se afirma que el ciclismo es un factor que se debe tomar en cuenta. En algunas ocasiones se presentan pacientes con problemas de impotencia en los cuales solo se documenta como factor causal la bicicleta.

Claro esta la mayoría de los pacientes que sufren de impotencia no practican el ciclismo, es mas, seamos claros, la mayoría de los pacientes con impotencia esta está condicionada precisamente por no hacer deporte.

Yo practico el ciclismo pero no deseo quedar impotente, ¿es mejor que deje de practicarlo?

No se trata de abandonar este deporte, del que no cabe duda que aporta enormes beneficios para la salud. Sin embargo, el aficionado debe recordar que los excesos no son buenos y que existen algunas estrategias mediante las cuales se puede mitigar el riesgo de sufrir impotencia.

Yo trabajó de vigilante en un parque y ando en bicicleta todo el día. Hace muchos años que sufro de impotencia, y desde que consulté la primera vez, nunca me habían dicho que la bicicleta pudiera estar implicada en mi  problema de erección. ¿Por qué?

Los primeros estudios que sugerían que el ciclismo podía dañar la erección surgieron en la década del ochenta, y no es hasta 1997 que se cuentan con datos mas nutridos

Por eso hace diez años no se preguntaba al paciente con impotencia si practicaba ciclismo. Desde hace siete u ocho años, se empieza a dar importancia a este factor de riesgo. Hoy en día es una de las preguntas básicas, aunque todavía algunos profesionales de la salud que no son especialistas la omiten.

Yo ando unas dos veces por semana en bicicleta, quizás periodos de una hora. ¿Es peligroso?

No, no es peligroso. Los estudios actuales indican que el ciclismo mesurado no esta asociado al peligro de una impotencia.

Leí que el ciclismo daña por estar sentado en el sillín, yo no ando en bicicleta pero paso todo el día sentado en la oficina. ¿Puedo desarrollar una impotencia

No, porque cuando nos sentamos en un silla o en el suelo en cualquier superficie plana, apoyamos el cuerpo en unos huesos especiales con lo cual el periné queda como suspendido en el aire, de tal forma que los vasos sanguíneos y los nervios que van al pene no se ven afectados.

¿Cuántas horas semanales de ciclismo afecta la erección?

Es claro que esto varía mucho de una persona a otra, por el peso corporal, el tipo de bicicleta, el tipo de sillín, así como por el tipo de entrenamiento que realice y desde luego del estado de salud en general.

Algunos autores consideran que montar en bicicleta más de 3 horas por semana es un factor de riesgo independiente para sufrir una disfunción eréctil, moderada o grave .

¿Los ciclistas profesionales padecen de impotencia

En general los ciclistas profesionales están mas protegidos de desarrollar este tipo de problema por varias razones, por un lado pesan menos, llevan una vida sana con dietas especiales y además toman las previsiones para evitar esta presión sobre el periné.

Sin embargo cuando se comparan ciclistas profesionales con otros atletas profesionales como nadadores o corredores de atletismo se sabe que la incidencia de problemas con la erección es mucho mayor en los ciclistas. Esta es la razón por la cual los ciclistas profesionales hoy en día asumen todas las medidas preventivas conocidas.

FACTORES DE RIESGO

¿Quienes se exponen a más riesgo los ciclistas profesionales o los aficionados a lar largas distancias?

Desde luego que siempre se impone un análisis individual, pero en términos generales no cabe duda que en el ciclista aficionado, es mas frecuente encontrar estilos de vida que propician la impotencia, como:

• sobrepeso.
• consumo excesivo de grasa
• habito del fumado
• Ingesta de licor
• drogas
• exceso de colesteroles, triglicéridos y azúcar en la sangre.

PREVENCION

¿Cuales medidas son las que previenen o disminuyen el riesgo de desarrollar impotencia en los ciclistas?

Las investigaciones al respecto siguen en curso, actualmente se recomienda:

• Limitar el tiempo sobre la bicicleta
• Sentarse lo más vertical posible.
• Utilizar los nuevos asientos especiales que son más anchos y son hechos con un material tipo gel, para no concentrar el peso en el perineo.
• Evitar grandes periodos seguidos de entrenamiento.
• Pararse en los pedales frecuentemente.
• Evitar baches y caminos irregulares.
• Comer frutas y verduras
• Mantener un peso saludable.
• Evitar comidas grasosas.
• Realizar exámenes periódicos tanto hormonales como metabólicos incluyendo colesteroles, triglicéridos y azúcar.
• Evitar el cigarro
• Evitar el licor.
• Evitar el consumo de drogas.

¿Cada cuanto hay que pararse en los pedales para evitar la lesión de estas arterias del periné? 

Las recomendaciones internacionales hablan de que se debe pedalear parado en los pedales al menos cinco minutos por cada hora de entrenamiento. Otras escuelas recomiendan diez minutos.

¿Soy ciclista, como me puedo dar cuenta si me estoy dañando sexualmente?

Es muy importante que todos los hombres ciclistas o no, valoren periódicamente el estado de las erecciones. Remitimos al lector al capítulo sobre la respuesta sexual en que se detalla las características de la erección normal.

¿Influye el tipo de ruta, a mi me gusta el ciclismo de montaña? 

Los estudios indican que la presión que ejerce el cuerpo sobre el periné es mayor y más perjudicial cuando el terreno es irregular. Así que la presencia de baches, los terrenos fangosos asi como el ciclismo de montaña representan un riesgo mayor para desarrollar problemas de erección.

Leí en Internet que un doctor decía que hay dos tipos de ciclistas, los que son impotentes y los que serán impotentes. ¿Es cierto?

El doctor que dijo esta frase es el Dr. Irwin Goldstein, quién es el Director del Instituto de Medicina de la Universidad de Boston y es precisamente el médico que llevo a la palestra pública el problema del ciclismo en relación con la impotencia.

En realidad la frase aunque es muy dura y probablemente no del todo cierta, lo que pretendió fue llamar la atención de la población mundial e instar a la investigación profunda que permitiera crear medidas que disminuyan este riesgo.

Yo he andado en bicicleta toda mi vida y no he tenido problemas de erección. ¿Por qué?

A lo largo de este artículo hemos indicado que cualquier conclusión sobre la impotencia exige un análisis individual, desde luego que hay muchas personas que aun cuando tengan años de ser ciclistas no desarrollarán problemas de erección. De igual manera que muchas personas que fuman no desarrollan cáncer en el pulmón.

El gran aporte de las investigaciones científicas, es que lograron dar respuesta de por qué personas totalmente sanas, sin factores de riesgo, que practican el ciclismo, desarrollan cuadros de impotencia.

Es decir, la idea es tener en mente este factor, y que lo tengan presente no solo los médicos sino también los atletas, de tal forma que estén periódicamente evaluando su erección y su respuesta sexual en general y que además asuman las medidas preventivas.

REVERSIBILIDAD

Soy ciclista y estoy comenzando a experimentar problemas de erección. ¿Es reversible el daño?

Afortunadamente los estudios parecen sugerir que el efecto negativo sobre las arterias del pene suele ser reversible para la mayoría de las atletas que consultan a tiempo. Claro esta muchos de ellos deberán abandonar el ciclismo.

Escríbanos

Venta de libros del Dr. Mauro