Quiero una cita

Mito o realidad

AFRODISÍACOS

La fuente de la felicidad

Tabla de Contenidos

AFRODISÍACOS

La búsqueda de los afrodisíacos data su origen con el mismo nacimiento de la civilización. Desde las primeras culturas se ha buscado incesantemente formas de acrecentar el impulso sexual.

Escribir al DR. Mauro Hoy

De esta búsqueda ardua pero artesanal, han surgido una serie de mitos y leyendas que persisten hasta el día de hoy en torno al poder mágico sexual de muchas sustancias, sean alimentos, extractos de plantas o derivados de animales.Con el surgimiento de la sexología experimental en la década de los sesenta, surge el interés del grupo de Missouri por estudiar los efectos de esas sustancias “milagrosas”  a las que se les atribuía el poder de desencadenar un incandescente deseo sexual.

Los estudios iniciales, así como las más recientes investigaciones son claros en indicar que no existen tales sustancias, y que los poderes popularmente atribuidos, responden a la sugestión o circunstancias particulares, pero no a una acción directa o indirecta del producto.Sin embargo, de manera irresponsable abundan los manuales que hablan de afrodisíacos. Recientemente ha surgido una nueva oleada de libros, que describen con detalle cómo se preparan.

Desde el polvo de cuerno de rinoceronte hasta el aguacate, son muchos los afrodisíacos descritos, y más aun las personas e incluso personas famosas, que por  unos dólares más, los han recomendado y utilizado.Al hablar de afrodisíacos,  debemos ubicarnos  en su dinámica contextual, en el sentido que si se busca una sustancia que aumente el deseo sexual, es porque tenemos problemas con el apetito sexual.

Y si socialmente son tan apetecidos, no cabe duda que eso nos habla que en nuestra sociedad tenemos problemas con apetito sexual.Así,  claramente lo señalan las  investigaciones que demuestran que la falta de deseo sexual es muy frecuente tanto en hombres como en mujeres, al punto que popularmente se cree que es algo normal en el devenir de las parejas, cuando en realidad la ciencia es clara en mencionar que el deseo sexual se mantiene a lo largo de la vida. Esa falsa creencia ha provocado que muchas  parejas se vayan distanciando con el tiempo, tanto en el plano sexual como en el plano afectivo.

Esta lejanía es sumamente riesgosa porque suele poner en peligro la permanencia del vínculo. ¿Cuántas parejas se separan hoy en día porque ya no se  profesan ese afecto cotidiano? Por eso debemos señalar que ante un problema en el  deseo sexual, más que un afrodisíaco, lo que se requiere es una valoración integral que incluya minuciosos exámenes médicos.Más de la mitad de las mujeres que relatan pérdida del deseo sexual, padecen de una alteración hormonal de fondo, la cual una vez tratada, dejará su efecto negativo sobre el apetito sexual y éste volverá a la normalidad. De igual, manera cerca del 75% de los hombres que experimentan problemas con el apetito sexual, sufren problemas hormonales fácilmente diagnosticables y tratables. 

También sabemos que las diversas enfermedades que provocan la apatía sexual tanto en hombres como en mujeres, no solo dañan la esfera sexual y el vínculo de pareja  sino también al resto del organismo de ahí la importancia de consultar cuanto antes y sobre todo no retrasar la consulta probando el enorme listado de falsos afrodisíacos que circula en el ámbito popular.  

Escríbanos

Venta de libros del Dr. Mauro