Quiero una cita

Lo que debemos saber antes de una cirugía

INFORMACION GENERAL

Cuidados y consideraciones

Tabla de Contenidos

INFORMACION GENERAL

Las cirugías ginecológicas, así como las obstétricas, son procedimientos altamente seguros que le permiten a la mujer superar una condición y restablecerse con rapidez. Sin embargo, el éxito de una cirugía no reside solo en los grandes avances actuales de la medicina, sino también en la preparación adecuada de la paciente y en el cumplimiento estricto de las indicaciones del médico.A continuación, detallamos una serie de aspectos generales de mucha utilidad para la paciente que será operada.

Escribir al DR. Mauro Hoy

CONSIDERACIONES GENERALES

¿Es necesario contar con donantes de sangre?

La mayoría de las cirugías descritas en este libro son muy seguras y rara vez se necesita una transfusión. A pesar de ello, siempre es recomendable contar con dos donadores de sangre, por cualquier eventualidad.

¿Ante cuáles circunstancias se puede suspender la cirugía?

Si surge cualquiera de los siguientes síntomas: fiebre, tos, obstrucción nasal, dolor en el pecho, dolor de oído, sangrados no esperados, se deben reportar de inmediato al médico, quien valorará si pospone la cirugía.

¿Es cierto que la cirugía se suspende si se presenta la menstruación?

Estas cirugías se pueden realizar en cualquier etapa del ciclo menstrual. No obstante, la mayoría de los cirujanos preferimos hacerlas después de la regla, porque los órganos pélvicos tienden a sangrar más durante la menstruación. En el caso de las cirugías del seno, la menstruación resulta poco relevante.

¿Es necesario ir con un acompañante?

Es indispensable acudir al hospital con un acompañante. Si la cirugía se lleva a cabo en un centro privado, se recomienda que el acompañante esté permanentemente, o al menos durante las horas de la noche.

¿Cuáles documentos se deben presentar al momento del internamiento?

Se deben mostrar la cédula de identidad o el pasaporte; el carné y la orden patronal, en el caso del Seguro Social; y la orden de internamiento, donde el médico anotó las indicaciones y otros cuidados que la paciente requiere.

¿Es cierto que hay que internarse sin maquillaje?

Al acudir al hospital es necesario remover cualquier tipo de maquillaje, así como lentes de contacto, prótesis dentales (dientes postizos), pintura de uñas y alhajas, como aretes, piercings, cadenas, collares o relojes.

¿Cuáles objetos debo llevar al hospital?

Es prudente llevar al hospital los objetos de uso personal, como el cepillo de dientes, pantuflas, cepillo para el cabello y otros afeites personales.

¿Durante cuánto tiempo se debe guardar ayuno antes de una cirugía ginecológica?

Debe haber un periodo de ayuno, tanto de líquidos como de sólidos, por lo menos durante ocho horas antes de la operación.

¿Es necesario rasurarse el vello púbico?

Muchos cirujanos realizan estas cirugías sin necesidad de depilar el vello púbico y, cuando se requiere, es mejor que la depilación se efectúe en la sala de operaciones.

PREPARACION

¿Cuáles exámenes se requieren para practicar estas cirugías?

Este es un asunto estrictamente médico. En general, lo primero es fundamentar bien el motivo por el cual se plantea la cirugía y, con esa finalidad, los médicos indicamos diversos exámenes.

Además de las pruebas diagnósticas, es usual que se realicen exámenes de hemoglobina, glicemia, grupo sanguíneo, función renal, función hepática, coagulación, así como una valoración cardiológica, que nos permita enfrentar cualquier imprevisto antes, durante o después de la cirugía.

¿Por qué a algunas mujeres se les indica una dieta especial varios días antes de la cirugía?

En las cirugías abdominales o pélvicas, en las que se opera cerca del colon, es recomendable seguir una dieta blanda durante tres a ocho días antes de la cirugía. Esto disminuye los residuos del tracto digestivo y el riesgo de contaminación o infección, en caso de que se deba suturar el intestino.

Estas dietas se realizan sobre todo para procedimientos como histerectomía abdominal, histerectomía vaginal y cirugías de la vejiga y el recto.

¿En cuáles situaciones se recomienda la aplicación de un enema o la toma de un purgante?

Se utiliza en las mismas situaciones señaladas en la pregunta anterior, es decir, en aquellas cirugías abdominales o pélvicas en las que se opera cerca del colon. Se aplica con el fin de limpiar el tracto digestivo y así disminuir el riesgo de contaminación o infección en caso de que se tenga que suturar el intestino.

Esta limpieza intestinal se efectúa, como lo indicamos anteriormente, sobre todo en procedimientos como histerectomía abdominal, histerectomía vaginal y cirugías de la vejiga y el recto.

¿Qué tipo de anestesia se emplea?

Como veremos en el tema Anestesia, la selección del tipo de anestesia es un asunto que decide el médico, después de valorar de forma integral a la paciente.

En algunos casos, los exámenes muestran que se puede usar cualquier tipo de anestesia y, ante tal situación, es común que el médico le tome el parecer a la paciente.

Hoy, los diferentes tipos de anestesia son muy seguros, como producto de los avances en el campo de la anestesiología.

CUIDADOS POST OPERATORIOS

Después de la cirugía, ¿ante cuáles situaciones es necesario acudir al médico?

La presencia de fiebre superior a los 37,7 grados, mareos, desmayos, sangrado, dolor abdominal, flujo vaginal de mal olor, vómito o malestar general, es motivo suficiente para buscar atención médica. Desde luego que, ante cualquier duda o malestar, es recomendable consultar al médico.

¿Son dolorosas estas cirugías?

Estas cirugías provocan un dolor cuya intensidad varía según la susceptibilidad de la paciente. Usualmente cede con los analgésicos que indica el médico; pero si aun así persiste, es mejor buscar una valoración médica.

¿Es cierto que después de estas cirugías no se debe nadar en el mar?

El daño que le hemos ocasionado al ecosistema es tal, que hoy los mares y los ríos están sumamente contaminados. Por esa razón es recomendable evitar sumergirse en el mar, en los ríos, en las piscinas o en tinas hasta que las heridas cicatricen en su totalidad. La ducha diaria es permitida y recomendable.

¿Cuáles cuidados requiere la herida quirúrgica?

Es común que, durante las primeras 24 horas, la herida quirúrgica realizada sobre la piel del abdomen o de los senos sea cubierta con una gasa, a manera de vendaje, para generar presión y así evitar sangrados.

Al día siguiente, la herida queda al descubierto y se debe lavar dos veces al día, con agua y jabón. Si la paciente tiene duda sobre la calidad del agua, puede utilizar el agua embotellada o hervir el agua del tubo o de la cañería. En ocasiones, el médico puede recomendar además alguna sustancia que propicie la cicatrización.

En algunos procedimientos, la herida es interna y no exige cuidados especiales, como en el caso de la conización y en las cirugías vaginales, del recto y de la vejiga. En el legrado no hay ninguna herida, porque se realiza a través del cuello de la matriz.

¿Cuándo retira los hilos el médico?

Todas las cirugías donde se abre la piel requieren de una sutura para unir los bordes de la herida. En la actualidad se utilizan diversos tipos de hilo; la mayoría se retiran a los siete días y, en ciertas condiciones especiales, a los diez o quince días.

En operaciones como la conización y las cirugías vaginales, del recto y de la vejiga, no se retiran los hilos porque los reabsorbe el cuerpo. En el legrado, como no se realiza ninguna herida, no hay hilos que quitar.

¿Es realmente importante la dieta?

La dieta juega un papel fundamental, tanto antes como después de la cirugía. Muchas operaciones se complican porque no se cumplen las indicaciones médicas, unas veces por olvido y en otras ocasiones porque las pacientes no las consideran importantes. Sin embargo, debe destacarse que, si no se cumple estrictamente la dieta, se pone en peligro la vida.

Cuando se indica el ayuno, ¿se pueden tomar líquidos?

El ayuno significa que la paciente no puede consumir ningún tipo de alimento, sea sólido o líquido. Es importante enfatizar que no debe tomar agua ni ningún otro líquido o sustancia.

¿En qué consiste la dieta líquida?

La dieta líquida abarca todas las bebidas totalmente líquidas, como frescos, sopas, agua de manzanilla, agua de arroz, agua de canela o los diferentes tipos de té. No se deben tomar batidos, atoles o bebidas con elementos sólidos, como los frescos con frutas o bebidas espesas. Además, se deben evitar los refrescos gaseosos o con burbujas, así como las bebidas irritantes.

¿En qué consiste la dieta blanda?

Estas dietas son blandas tanto por su consistencia como por sus ingredientes. Dentro de este apartado se incluyen los atoles, caldos, papillas, purés, arroz, espagueti y pan. Todos estos alimentos deben prepararse con poco condimento, sin irritantes como salsas o picantes, y deben consumirse en cantidades moderadas. No se deben consumir alimentos ricos en fibra, como legumbres, frutas y productos integrales, aun cuando se preparen de manera blanda.

¿En qué consiste la dieta corriente?

Después de una cirugía, la dieta corriente es la que la paciente come diariamente, pero evitando comidas grasosas, condimentadas o irritantes. Debe cumplir tres comidas diarias, de moderada cantidad, con un horario riguroso. Además, es recomendable una pequeña merienda entre comidas, de tal modo que la paciente coma entre cinco y seis veces al día.

¿Cuándo se puede pasar a una dieta sin restricciones?

Esta es una decisión estrictamente médica. En general, la dieta libre se recomienda en el momento en que se da de alta a la paciente.

¿Es necesario un acompañante al momento de salir del hospital?

Al salir del hospital, las pacientes están en buenas condiciones; pero siempre es prudente contar con un acompañante, por cualquier eventualidad.

Escríbanos

Venta de libros del Dr. Mauro