Quiero una cita

La fuerza de la costumbre

EL CUIDADO DE LA PRÓSTATA.

Ese propósito de año nuevo

Tabla de Contenidos

EL CUIDADO  DE LA PRÓSTATA.

Todos los años me gusta iniciar con esta columna a sabiendas de que todos tenemos nuestros propósitos de año nuevo, por eso le recomiendo al lector mayor de 35 años que empiece este año haciéndose el examen de próstata, para que salga de eso, y para que se convierta en costumbre cada enero.

Escribir al DR. Mauro Hoy

La próstata es una glándula oculta en la parte más profunda de la pelvis; y su función es producir algunas sustancias que conforman el semen.  Esta glándula suele ser muy noble durante los primeros 40 años de vida, pero a partir de esa edad comienza a experimentar agrandamientos, que  se vuelven cada vez más molestos. 

Los síntomas más representativas están relacionadas con la micción: ardor al orinar, levantarse a orinar en la noche,  orina frecuente, disminución en el calibre del chorro y hasta la incapacidad para orinar, sin embargo la mayoría de los procesos cancerosos no dan síntomas de manera que no espere usted a sentirse mal para hacer los exámenes, al contrario, estos exámenes deben ser anuales aun cuando no exista molestia alguna.

 El tacto rectal es el examen estelar y consiste en meter un dedo a través del ano, para palpar las características de la próstata, aunque sumamente útil, resulta una amenaza a la masculinidad; y son muchos los que no están dispuestos a tal revisión. Hoy contamos con dos pruebas menos engorrosas.

El examen de sangre, con el cual podemos inferir la presencia de un cáncer prostático. El ultrasonido también da su aporte, y junto con los dos métodos anteriores, conforman la valoración integral de esta glándula.  Los crecimientos prostáticos son parte del envejecimiento así que atacan a todos los varones conforme pasan los años, y este agrandamiento no guarda relación con la vida sexual, ni con ninguna otra variable conocida. 

Son pocos los agrandamientos que son producto de un cáncer;  la mayoría son lesiones benignas que se resuelven con operaciones simples, que prácticamente no alteran la sexualidad. El secreto es el chequeo anual.

Escríbanos

Venta de libros del Dr. Mauro