Quiero una cita

Anticoncepción.

DISPOSITIVO INTRAUTERINO-DIU

Tabla de Contenidos

DISPOSITIVO INTRAUTERINO-DIU

Vivimos en la era del plástico. Este material de singulares cualidades ha inundado nuestro alrededor y ha traído consigo una serie de adelantos en múltiples áreas. Se puede decir que hoy casi todo contiene algún material de plástico, y el campo de la planificación familiar no es la excepción. Así, los dispositivos intrauterinos son posibles gracias a este componente.

Escribir al DR. Mauro Hoy

Consideraciones sobre el nombre

En el ámbito popular, existe una confusión con respecto al nombre correcto de este método anticonceptivo. Por eso, aclararemos algunos términos.

DIU es el acrónimo de dispositivo intrauterino. Es un nombre general utilizado para la gran variedad de dispositivos existentes.

La palabra dispositivo significa ‘pieza’ u ‘objeto’, y el término intrauterino señala su ubicación, porque es precisamente dentro del útero donde se coloca esta pequeña pieza de plástico para que realice su función anticonceptiva.

Términos como T de cobre, espiral, Nova T y asa se refieren a los diversos tipos de DIU. En general, su nombre describe la forma o los componentes del dispositivo, como se verá más adelante.

Generalidades

Los dispositivos intrauterinos son piezas de tres a cuatro centímetros de largo, aplanadas y elaboradas con un plástico especial muy flexible. En uno de sus extremos posee unas cuerdas, hilos o colas que, al momento de colocarse, deben quedar al nivel vaginal, para indicar que el DIU está dentro de la matriz.

Tipos

Se ha descrito una amplia variedad de dispositivos intrauterinos. En Costa Rica, los más usados son:

  1. Asa de Lippes. Este dispositivo es conocido popularmente como la espiral, y tiene la forma de dos letras S juntas, una sobre la otra. Su precio es accesible. Otra ventaja es que se ofrece en varios tamaños, con lo cual el médico puede elegir el más acorde a las características físicas de la mujer.El asa es uno de los modelos más simples, porque su único componente es el plástico, y por ello puede utilizarse durante largos períodos. Como no contiene ninguna otra sustancia, su eficacia anticonceptiva es ligeramente menor. 
  2. T de cobre. Como su nombre lo indica, es un dispositivo de plástico con forma de T, que trae un hilo de cobre arrollado como un resorte en la porción vertical de la T. La cantidad de cobre varía de un dispositivo a otro: doscientos, doscientos veinte o trescientos ochenta milímetros al cuadrado. La cantidad de este metal aumenta la eficacia anticonceptiva del dispositivo y marca el período de vigencia o utilidad del dispositivo; por ejemplo, se recomienda cambiar la T200B cada tres años, mientras que la T380A se reemplaza cada diez años.
  3. Nova T-200. Fue ideado en el norte de Europa, como una modificación al dispositivo clásico. Además de la espiral de cobre, tiene un núcleo de plata, el cual permite cinco años de uso.
  4. Progestasert. Este dispositivo contiene progesterona, una hormona con efecto anticonceptivo. Su utilidad se limita a un año, y se ha mencionado que es más frecuente encontrar embarazos ectópicos cuando la mujer se embaraza en presencia de este dispositivo. A excepción de ese riesgo, es un método novedoso, revolucionario y muy eficaz.
  5. Mirena. Este dispositivo también incluye una hormona  con propiedades anticonceptivas, llamada levonorgestrel (LNG). Se puede usar hasta por cinco años. Una de sus principales ventajas reside en que se reduce la cantidad de sangrado menstrual.

¿Cómo se coloca el dispositivo intrauterino?

El dispositivo intrauterino debe ser colocado por un profesional entrenado en la técnica de inserción. Es preferible insertarlo durante el período menstrual, por dos razones: la menstruación indica que la mujer no está embarazada; además, el cuello de la matriz se encuentra parcialmente dilatado durante este lapso, lo cual facilita la labor.

Una vez colocado el dispositivo, es vital que el médico le explique a la paciente cómo palpar con los dedos los hilos del DIU. Así, la mujer podrá percatarse de si el DIU se ha desplazado o ha sido expulsado. Si esto sucede, pierde su función anticonceptiva, y la mujer debe acudir de inmediato a un centro de salud. 

¿Cómo funciona el dispositivo intrauterino?

Se desconoce la forma exacta en que el dispositivo ejerce su función anticonceptiva.

Clásicamente, se ha dicho que el dispositivo intrauterino evita la implantación del producto de la concepción (el niño) a través de mecanismos intrincados. También, se ha mencionado un efecto inmovilizador sobre los espermatozoides, el cual impide la fecundación. Según aseveran otras escuelas, el dispositivo disminuye el tiempo que el espermatozoide y el óvulo están en el sitio donde se produce la concepción (tercio medio de la trompa).

Estas concepciones clásicas han provocado una gran controversia, pues el dispositivo intrauterino podría tener mecanismos abortivos al evitar que el embrión se implante en la matriz. Aunque la polémica continúa, la verdad es que no se sabe exactamente en qué forma actúa este dispositivo.

Nuevas investigaciones sugieren que algunos dispositivos transforman el endometrio (capa interna de la matriz) en un tejido que destruye los espermatozoides.

¿Es eficaz el dispositivo intrauterino?

El dispositivo intrauterino goza de una ventaja muy particular porque, una vez colocado, no precisa la participación ni la colaboración de la paciente. Por eso, las fallas que se comunican en la consulta diaria son muy bajas, pues oscilan entre uno y cinco embarazos en cien mujeres que lo usan durante un año.

Desde luego, el tamaño del DIU, la forma y sus compuestos, determinan las diferentes tasas de éxito. También son relevantes diversos aspectos propios de los sistemas de salud, como el entrenamiento del personal médico en la técnica de inserción del dispositivo, la facilidad de acceso por parte de la paciente, la instrucción clara y detallada a la paciente respecto a la posibilidad de expulsión del dispositivo, entre otros.

¿Cuándo se inicia el efecto anticonceptivo?

El dispositivo intrauterino ejerce su efecto anticonceptivo desde el primer momento en que se inserta, siempre y cuando sea colocado durante el período menstrual.

¿Cuáles son lo efectos secundarios?

Para la mayoría de las mujeres, el dispositivo opera de forma silente, sin ninguna molestia. Los efectos secundarios son infrecuentes y suelen ser poco intensos.

El sangrado o el dolor menstrual aumentarán de manera considerable en un pequeño grupo de mujeres y, en algunos casos, se deberá retirar el dispositivo.

Así mismo, se ha planteado que en algunas pacientes el DIU puede causar pequeños sangrados entre las menstruaciones. Esto no denota ningún riesgo para la salud de la mujer, pero sí todo un problema en el ámbito social, debido a lo incómodo que resultan las pequeñas manchas o los sangrados sorpresivos.

En el caso de Progestasert y Mirena, su contenido hormonal puede conllevar los mismos efectos secundarios observados con el uso de la minipildora[1], tales como acné, hirsutismo, modificación del peso, náuseas, dolor de cabeza, cambios en el estado de ánimo, tensión mamaria, dolor abdominal, trastornos menstruales, formación de quistes en los ovarios y várices. Claro está, dado que los dispositivos medicados liberan cantidades muy bajas de hormonas, estos efectos secundarios tienden a ser leves y poco usuales.

¿Cuáles son las posibles complicaciones?

 Por fortuna las complicaciones son infrecuentes. Entre ellas están:

·         Perforación del útero

Esta es la complicación más importante. Consiste en que el dispositivo perfora las paredes del útero y genera un sangrado considerable, o lesiona órganos internos del abdomen, como el intestino. El signo cardinal es un dolor intenso, que casi siempre se presenta desde el mismo momento de la aplicación. La perforación es rara, pues sucede en una de cada mil mujeres, la mayoría de las veces al momento de colocarlo.

·         Expulsiones

Por razones desconocidas, algunas mujeres expulsan el dispositivo. Esto no implica mayor problema en el tanto la mujer se dé cuenta de su salida a través de la vagina. Desafortunadamente, en una quinta parte de las expulsiones la mujer no lo nota, con lo cual se expone al riesgo de embarazo. Esto explica hasta un 30% de los embarazos que sobrevienen con este método.

Cuando se usan los DIU que contienen cobre o progesterona, las expulsiones suceden en seis mujeres de cada cien a lo largo de un año. Este porcentaje puede ser mayor con otros tipos de dispositivo. 

Para aumentar la posibilidad de que la mujer advierta la expulsión del DIU, todas las pacientes deben aprender a introducir sus dedos vaginalmente, para tocar los hilos del DIU y familiarizarse con la longitud de estos. La ausencia de los hilos es la señal de que el dispositivo ha sido expulsado. Si los hilos están más cortos o más largos, indica que el dispositivo se ha desplazado.

·         Infecciones

El empaque y el material del que está hecho el dispositivo lo vuelven muy resistente a la infección. Sin embargo, las cuerdas del dispositivo pueden servir de escalera para que microorganismos o gérmenes ubicados en la vagina, suban hasta la matriz, las trompas y los órganos pélvicos. Esto puede causar una fuerte infección (llamada enfermedad pélvica inflamatoria), que puede producir esterilidad.

Debe quedar claro que los dispositivos no provocan infecciones. No obstante, si hay una infección previa o se contrae una infección en presencia del dispositivo, el cuadro infeccioso tiende a ser más severo.

Siempre recomendamos a las usuarias del DIU que, en caso de una relación sexual con un desconocido o con una persona de riesgo, utilicen el preservativo, para minimizar la posibilidad de contagio. 

·         Embarazo

Si una mujer se embaraza mientras usa el dispositivo intrauterino, tiene más probabilidad de sufrir un aborto espontáneo o un parto prematuro. Este riesgo disminuye a la mitad si el médico extrae de inmediato el dispositivo.

En la actualidad, el manejo es mucho más específico. El ginecólogo solicita un ultrasonido para determinar la localización del dispositivo y, dependiendo del resultado, decide si lo extrae o no.

·         Embarazo ectópico

Cuando se produce un embarazo en presencia del DIU, un 5% de los embriones se anida en las trompas uterinas, no en la matriz. Esta entidad se conoce con el nombre de embarazo ectópico.

El embarazo ectópico es toda una tragedia y una franca emergencia obstétrica. Conforme el niño crece, rompe las paredes y los vasos sanguíneos de la trompa, lo cual ocasiona sangrados intensos y severos que requieren una cirugía inmediata, pues se corre peligro de muerte.

·         Intolerancia real

Aunque usualmente el dispositivo puede causar dolores persistentes y aumentar la cantidad de sangre que se pierde en cada menstruación, en menos del 3% de los casos será necesario extraer el dispositivo por estas razones.

  • Complicaciones por el contenido hormonal

En el caso de los dispositivos medicados con hormonas, como Progestasert y Mirena, desde el punto de vista teórico se pueden presentar las complicaciones descritas para la minipildora[1], como: enfermedades de la vesícula biliar, tumores hepáticos, pancreatitis, embolias, infartos en el corazón, derrame cerebral e hipertensión. Debido a que los dispositivos medicados liberan cantidades muy bajas de hormonas, estas complicaciones son poco frecuentes.

 ¿Cuáles mujeres no deben utilizar el dispositivo intrauterino?

 Existen varias condiciones en las cuales no se debe emplear el dispositivo intrauterino, a saber:

  • Embarazo

 Si se coloca un dispositivo en una mujer embarazada, se puede producir un aborto. Por eso, antes de insertar un DIU se debe tener la certeza de que la mujer no se encuentra en estado de gravidez.

  • Infecciones

El DIU no se debe colocar en mujeres con infecciones o flujos vaginales no estudiados. Como se mencionó anteriormente, el dispositivo puede servir de escalera para que algunos gérmenes asciendan desde la vagina y dañen órganos internos cruciales para la fertilidad.

  • Deseo de tener hijos

Debido al riesgo de esterilidad por el factor infeccioso,  algunos especialistas no recomiendan este método cuando la mujer no ha tenido todos los hijos que desea.

  • Parejas inestables

En mujeres solteras que mantienen vida sexual con varias personas o perciben que su actual relación no será duradera, es mejor sugerir otro método, debido al  riesgo de adquirir una infección que pueda dañar la fertilidad.

  • Antecedente de embarazo ectópico

Las mujeres que han tenido un embarazo ectópico, tienen un riesgo mayor de sufrir uno de nuevo. Este riesgo aumenta aun más si queda embarazada utilizando el dispositivo.

  • Enfermedades ginecológicas

 Aquellas mujeres con trastornos menstruales de origen desconocido, dolores severos con la menstruación, miomatosis, endometriosis, infecciones vaginales o del cuello de la matriz, malformaciones del útero, cáncer genital, y las que han tenido enfermedades de transmisión sexual, primero deben ser estudiadas de manera exhaustiva, para que el médico decida si pueden usar el dispositivo.

  • Enfermedades médicas

Ante la presencia de enfermedades como diabetes, anemia, enfermedades de Wilson, sida, alteraciones en las defensas, problemas en las válvulas del corazón o en la coagulación, deben efectuarse múltiples estudios para determinar si el dispositivo está indicado. De ahí la importancia de que la mujer informe detalladamente al médico sobre su estado de salud.

También, se debe valorar con cuidado su empleo en mujeres con una matriz grande (mayor de 10 cm) o una matriz pequeña (menor de 6 cm).

  • Contraindicaciones por el contenido hormonal

Los dispositivos medicados, como Progestasert y Mirena, teóricamente comparten las mismas contraindicaciones que las descritas para anticonceptivos hormonales como: problemas en el hígado, várices acentuadas, problemas de coagulación, infartos, derrames y ciertos tipos de anemia, entre otras.

¿Cuáles son las ventajas de usar el dispositivo intrauterino?

Este método tiene una serie de atributos que lo ubican en una posición ventajosa. A continuación se detallan los más importantes:

  • La tolerancia al dispositivo es muy alta, ya que se presentan rechazos en menos del 3% de las mujeres.
  • Su efecto anticonceptivo es elevado y duradero.
  • Aunque el costo inicial para algunos dispositivos puede oscilar alrededor de los $30.00, su efecto prolongado lo convierte en un método accesible.
  • Si no se presentan molestias, se requiere una revisión médica una o dos veces al año.
  • La mayoría de estos dispositivos puede utilizarse durante la lactancia.
  • Se puede usar durante el período posparto.
  • No requiere de la memoria de la mujer. Una vez colocado, la mujer puede prácticamente olvidarse del dispositivo, salvo cuando palpa los hilos para verificar su presencia.

¿Cuáles son las desventajas del dispositivo intrauterino?

  • Es necesario que la mujer conozca sus genitales, para que pueda palpar con los dedos las colas vaginalmente.
  • No previene contra las enfermedades de transmisión sexual.
  • No es aceptado por la Iglesia católica.
  • No se sabe con certeza si es abortivo.
  • Requiere de un profesional, tanto para su inserción como para el control anual, lo cual dificulta el acceso para ciertas poblaciones.

¿Cuánto tiempo después de retirado el dispositivo intrauterino se puede conseguir un embarazo?

 

Cuando la mujer desea el embarazo, lo único que debe hacer es acudir a una consulta médica para la extracción del dispositivo, y de inmediato puede embarazarse.

 

¿Cuáles son las recomendaciones antes de colocarse el dispositivo intrauterino?

 

La paciente debe acudir al consultorio médico durante el período menstrual. Si se encuentra en el posparto, debe presentarse entre las tres o cuatro semanas después del nacimiento. Además, es recomendable tomar algún analgésico simple unas horas antes del procedimiento.

¿Cuáles son las recomendaciones después  de colocado el dispositivo intrauterino?

Una vez insertado el dispositivo, se debe acudir al médico al mes, a los tres meses y, posteriormente, cada año y cada vez que haya molestias. En cada período menstrual, la mujer debe palpar con sus dedos los hilos del dispositivo.

Si la menstruación resulta dolorosa, se debe consultar al médico. Así mismo, la paciente debe estar bien informada sobre las manifestaciones de las tres complicaciones más frecuentes, a saber:

  • Infección
  • Expulsión
  • Embarazo.

¿Cuáles son los motivos para dejar el dispositivo intrauterino?

El  dispositivo se debe cambiar cuando se vence su efecto anticonceptivo máximo, lo cual varía según el tipo de dispositivo.

Se debe retirar cuando la mujer desea un embarazo, o un año después de ocurrida la menopausia.

En algunos casos, se debe extraer el dispositivo por los efectos secundarios que genera y, en otras ocasiones, porque la mujer desarrolla alguna enfermedad que le impide utilizarlo; por ejemplo, cuando una mujer se contagia de gonorrea.

 

¿El dispositivo intrauterino modifica la vida sexual?

El dispositivo no altera la sexualidad y, en términos generales, las parejas que lo usan se sienten mucho más seguras y llevan una vida sexual más espontánea.

En los casos en que las menstruaciones se vuelven más abundantes y dolorosas, la sexualidad se puede ver afectada, sobre todo durante el período menstrual.

 Mitos

Popularmente circulan muchos conceptos falsos sobre el dispositivo intrauterino, entre ellos los siguientes:

  • En caso de un embarazo, el DIU se inserta en el niño.
  • El DIU produce cáncer.
  • El DIU lesiona el pene.
  • La T empieza a soltar cobre poco antes de vencerse y daña los órganos internos.

 

 

 

 

 

 

 

Escríbanos

Venta de libros del Dr. Mauro