Quiero una cita

REACCIONES ASOMBROSAS

ME RÍO CON EL ORGASMO Y MI ESPOSO SE ENOJA

Las mil facetas del orgasmo

Tabla de Contenidos

ME RÍO CON EL ORGASMO  Y MI ESPOSO SE ENOJA

Hemos mencionado que, en algunos casos, el orgasmo es tan intenso que involucra diversas áreas cerebrales. De esta manera, activa centros distantes que en principio no guardan relación con la sexualidad y el placer, lo cual provoca el asombro y la sorpresa propios y de la pareja.

Escribir al DR. Mauro Hoy

Quizás el ejemplo que causa más contrariedad es el de aquellas mujeres en quienes la sensación orgásmica  se acompaña de un estallido de risa.  A veces es una sonrisa  leve y disimulada, que pasa inadvertida; otras veces es una carcajada francamente notoria y, en ocasiones, se presenta un verdadero “ataque de risa”. La duración es variable: en algunas la risa es breve y se limita al tiempo que dure el orgasmo, mientras en otras mujeres se prolonga aun más allá del lapso orgásmico.

Se entenderá el desconcierto que se apodera de ambos.  La primera reacción de la pareja ante estos accesos de risa es cuestionarse si está haciendo alguna caricia, contacto o estimulación que, a manera de cosquillas, desencadena las risotadas. De inmediato ella señala que la risa no es porque sienta cosquillas, sino que simplemente surge de forma incontrolable, que no la puede contener. 

Es común que él se cuestione si la risa tiene un trasfondo burlesco o despectivo. Muchos se sienten realmente ofendidos, porque lo interpretan como una especie de humillación. Muchos piensan que se están riendo de su desempeño sexual, de sus destrezas como amante o de sus atributos físicos. Algunos hasta pierden la erección y el interés sexual por esta reacción que les parece inapropiada. 

Al conversarlo a fondo, estas mujeres señalan que la risa surge de manera espontánea y no es producto de lo que sucede en el acto sexual ni responde a un pensamiento en particular. Según comentan, justo cuando experimentan el mayor placer, de forma automática e involuntaria brotan las carcajadas, las cuales no borran ni empañan la gratificación que ellas están sintiendo.

Algunas lo expresan de manera jocosa y vivencial: “Es que siento tan rico que me dan ganas de reír”, “Me río de la contentera”. La verdad es precisamente esa: el orgasmo a veces es tan intenso que, en algunas mujeres, afecta el centro de la risa localizado en el cerebro y esto origina la risa. 

Estos episodios de risa orgásmica pueden ocurrir de modo ocasional en todas las mujeres, pero en algunas es una reacción presente en la mayoría de las relaciones sexuales. Debemos tranquilizar a los amantes, por cuanto hoy la ciencia nos indica que el orgasmo, por ser una experiencia tan compleja, íntegra y pleomórfica, puede acompañarse de este tipo de reacciones sin que tengan mayor trasfondo. 

Desde luego, la mujer tarda algún tiempo en acostumbrarse y en entenderla como una reacción natural, muy propia y particular. Además, cuando estas mujeres inician un vínculo, prefieren comentarlo previamente con la pareja, para aminorar la sorpresa que representarán para él esos estallidos de risa. Al cabo de un tiempo, la mayoría de las parejas no solo se habitúan, sino que lo disfrutan con jolgorio y regocijo.

Escríbanos

Venta de libros del Dr. Mauro