Quiero una cita

EL CÁNCER DE LOS JÓVENES

AUTOEXAMEN TESTICULAR

¿Cómo detectar el cáncer de testículo?

Tabla de Contenidos

AUTOEXAMEN TESTICULAR

A raíz de la muerte del jugador Dylan Tombides de la liga inglesa, víctima de un cáncer de testículo, instamos a la población masculina a realizarse el autoexamen testicular. Con un método tan sencillo podemos detectar a tiempo muchas alteraciones testiculares y aquellas masas sospechosas que ameritan una evaluación médica.


Escribir al DR. Mauro Hoy

En nuestra sociedad,  se ha descrito que el cáncer de testículo es el tumor maligno más frecuente en los hombre entre los 15 y 35 años.  Aunque no se puede prevenir, la verdadera tarea es detectarlo a tiempo, cuando es mayor la posibilidad de curación.  Las recomendaciones científicas señalan que todos los hombres mayores de 15 años deben de autoexaminarse los testículos mensualmente.

Desdichadamente, el autoexamen testicular es un tema desconocido en nuestro medio y múltiples reportes señalan, que muchos hombres no están dispuestos a realizarlo ya sea por temor o por vergüenza. Por eso debemos motivar a la población masculina a examinarse periódicamente. 

Es importante realizar el autoexamen testicular todos los meses, a fin de familiarizarse con el tamaño y la forma normales de los testículos, lo que  permitirá descubrir la presencia de algo diferente o anormal en el futuro.

Lo ideal es realizar el autoexamen testicular mientras se está tomando un baño caliente, o inmediatamente después. Recordemos que el escroto (la piel que recubre los testículos) está más relajada en ese momento, lo que facilita el examen.

Se examina un testículo por vez. Se debe sostener el testículo con una mano mientras se palpa con el pulgar, el índice y el dedo medio de la otra mano. Se debe palpar toda la superficie testicular y sus polos.

El objetivo del examen reside en detectar  pelotas o protuberancias. En ocasiones, pueden ser tan pequeñas como un grano de arroz. También debe llamar la atención la presencia de cambios en el color de la piel de la bolsa testicular, así como dolor o hinchazón en la ingle o en los testículos.

Cualquier duda o anormalidad  palpada debe ser comentada con el médico para determinar si se requieren exámenes más profundos.

Recordemos que con los tratamientos actuales se consiguen curaciones superiores al 95% y el éxito terapéutico está en estrecha relación con la detección precoz. Esto destaca la  importancia de la detección temprana y por ende del autoexamen mensual.

Escríbanos

Venta de libros del Dr. Mauro