Quiero una cita

Descubra sus particularidades.

SEMEN:la semilla masculina

Tabla de Contenidos

SEMEN:la semilla masculina

El semen es el líquido que sale cuando el hombre alcanza el orgasmo y se sucede la eyaculación. Coloquialmente es llamado “leche” o de manera cariñosa y algo erótica se utiliza el diminutivo “lechita”.

Escribir al DR. Mauro Hoy

Estos nombres hacen referencia inmediata a las particularidades físicas del semen: su tonalidad clara, su temperatura tibia y su salida a propulsión. El semen de un individuo sano es de color blanquecino, con olor a cloro, y de una consistencia gelatinosa que se vuelve líquida a los 30 minutos de haber salido. No debe acompañarse de sangre ni pus.

El semen porta la semilla del varón, los espermatozoides, por lo cual su capacidad de embarazar es increíble. Por eso útil recordar que, desde el mismo momento de la erección, los espermatozoides ya se encuentran en la punta del pene (en el glande); por eso con solo la penetración, la posibilidad de un embarazo está presente aunque el varón no haya eyaculado dentro de la vagina.

Los espermatozoides, aunque son semillas, tienen movimiento. Esto aclara el por qué muchas mujeres quedan embarazadas aun cuando el varón no las penetró y simplemente “regó” su semen en los labios vaginales o en el vello púbico.

Hoy que está en boga el sexo oral es cardinal destacar que el semen es una sustancia muy noble para el organismo de manera que no daña ni la cavidad bucal, el estómago o los intestinos, en caso de ser deglutido. Tampoco hay posibilidad de embarazo, si se traga, pues el tubo digestivo no se comunica con los órganos sexuales que es donde ocurre el embarazo.

Entre los fenómenos más esplendorosos de la sexualidad sin lugar a dudas destaca la eyaculación, que es la salida del semen, el cual fluye al exterior en propulsiones espasmódicas que sirven para cerrar con broche de oro el acto sexual. Con una velocidad impresionante, que puede superar los 25 km por hora el semen sale en 3 a 5 chorros, según los niveles de excitación, luego de su salida es totalmente normal que la erección se desvanezca y debe pasar cierta cantidad de tiempo, llamado periodo refractario, para que el hombre pueda conseguir una nueva erección y pueda tener una nueva relación sexual.

El volumen total del semen eyaculado es de 3 a 5 cc. Por consiguiente, no es cierto lo que se observa en las películas pornográficas, donde la cantidad del semen supera los 500 cc; eso es simplemente un truco cinematográfico.

Es importante señalar que la salida del semen no debe generar ardor o dolor características que nos sugieren un proceso infeccioso. De igual manera el semen amarillo, oscuro, sanguinolento o con olor desagradable es indicativo de la presencia de una enfermedad genital. En la mujer, la presencia de enrojecimiento, sensación ardorosa, picazón o fisuras en la vagina, cuando se expone al semen, nos habla de un cuadro infecto contagioso.

La eyaculación también nos habla de la integridad de la respuesta sexual. El semen normalmente debe salir a alta velocidad, la gente se refiere a su salida “como pringando”. Cuando sale “chorreando” y sin fuerza, es indicativo que la erección no es firme y que puede estarse incubando un cuadro de impotencia y que es un buen momento para consultar, porque los tratamientos son altamente efectivos.

 

Escríbanos

Venta de libros del Dr. Mauro