Quiero una cita

¿Cuál es el rol de la sexualidad en la salud mental?

Tabla de Contenidos

¿Cuál es el rol de la sexualidad en la salud mental?

Dr. Winston Villamar Phd.

Médico Psiquiatra

Escribir al DR. Mauro Hoy

¿Cuál es el rol de la sexualidad en la salud mental?

El amor puede ser definido como la intencionalidad del ser hacia sí mismo o hacia algo objetivo (como otro ser humano o no humano, y en este caso, vivo o no), con la permanente connotación de un significado de importancia. Este no es un concepto que proviene de los griegos (con su eros, filia y ágape), sino desde mi óptica de especialista en la salud mental. Revelo este concepto personal, como introducción al tema, luego de leer en un diario serio el que científicos británicos han declarado que "varios laboratorios militares están experimentando con el uso de afrodisíacos y otras sustancias que causarían actitudes homosexuales en poblaciones gobernadas por grupos fundamentales religiosos que sancionan severamente la promiscuidad sexual".

Este posible uso (entre otros) de la sexualidad para destruir a otro ser humano desde lo que es su dignidad en su interpretación de su sexualidad obliga a pensar en cuán importante es relacionar el amor con la sexualidad, aunque sea tratándose de nuestros enemigos (¿son nuestros enemigos humanos como nosotros, amigos?).
Por lo dicho en el párrafo anterior, y con el deseo de clarificar el tema del rol de la sexualidad en la salud mental, propongo que revisemos algunos conceptos pertinentes:


La "sensorialidad", como función de los órganos de los sentidos (tacto, visión, audición, gusto, olfato, kinesis y visceral), que sirven tanto para reconocer la realidad como para sentirla como placentera o displacentera. Podemos imaginarnos, como ejemplo, las caricias de una madre a una hija.
La "sensualidad", donde se integra una forma de placer distinta, con mayor carga emocional que la sensorialidad, y que puede ser erótica o no. Será erótica cuando se relaciona con lo sexual, y no erótica cuando se refiere a otros referentes, como, por ejemplo, en ciertas formas de danza, que siendo sensuales no son eróticas.
La "genitalidad", correspondiente a los órganos genitales, con dos funciones distintas pero que pueden ser complementarias: la del placer sexual y la de la procreación.
La "sexualidad", que sirve para identificar al ser humano en su predisposición genética, y que sirve como condición de género (masculino y femenino), o como condición para reconocer el placer de presentarse en su género (sin necesidad de ser exhibicionista sino por su carácter), así como condición integradora del placer sensorial, sensual, y finalmente (aunque no necesariamente), genital.

¿Cuándo la sexualidad se vuelve aberrante, tal como vimos en el primer párrafo con el ejemplo del posible uso militar?

Cuando pierde el referente de "importante" el objeto de dicha sexualidad. La gama de posibilidades morbosas es infinita, desde la destrucción del ser amado en las dependencias pasionales hasta todo lo que describen los tratados de psiquiatría y lo que proponen las perversiones consumistas. Sin embargo, en función de la salud mental tendríamos que plantearnos la pregunta: ¿Cómo puede la sexualidad, en función del amor, contribuir para una buena salud mental? Mi respuesta es: reconociendo que cada ser humano es importante solamente por el hecho de que es humano, y que el resto de la realidad (incluido lo sexual) debe ser humanizado; todo esto, dentro de un romanticismo signado solamente por el amor a la vida en su plenitud relativa.
Atentamente,
Dr. Winston Villamar.

Un pensamiento:

"Una sexualidad sin amor se acerca a lo animal; un amor sin sexualidad puede ser una sublimación de ésta".


SECCION PREGUNTAS

(La invitación es a enviar sus preguntas, una por vez, en no más de dos líneas. De los lectores que nos escriben, ponemos solamente sus iniciales, en función de la privacidad)

No hemos recibido preguntas en relación al Boletín anterior, pero sí acusamos recibo, y agradecemos, los amables saludos de lectores como A. y N. S., de los Estados Unidos de Norteamérica.

REVISION DE OBRAS
Dos fuentes que podría ser interesante comparar en función de la sexualidad, serían dos obras religiosas: la una, el Corán (especialmente bajo el Qurán y el Hadiz), y la otra, la Biblia (especialmente en el libro del Cantar de los Cantares). Me permito recomendar estas dos fuentes porque en ellas se puede encontrar toda la gama de apreciaciones sobre la sexualidad a la que nos hemos referido en el artículo de este Boletín.

 

 

 


Un servicio de Mentalsanitas ®  

Escríbanos

Venta de libros del Dr. Mauro