19,167,724 Páginas vistas Escríbanos Mapa
A A A
Glosario
Búsqueda

Bookmark and Share

Accidentes sexuales
FRACTURA DEL PENE



En los seres humanos el órgano sexual masculino no posee estructuras óseas ni huesos, como si sucede en otros mamíferos, de manera que cuando se habla de fractura se hace referencia a la ruptura de la túnica albugínea que es una capa gruesa que envuelve las estructuras internas del pene, la cual al romperse genera un chasquido que recuerda el sonido de un hueso que se rompe.Frecuencia

Estas fracturas son poco frecuentes pero muy peligrosas. Los estudios indican una frecuencia que oscila en un caso por cada 200 mil hombres. Sin embargo las diversas autoridades mundiales consideran que deben ser mas frecuente, pero muchos de los casos no son reportados.

Además, los casos leves, que no ameritan cirugías ni internamientos probablemente escapen a los registros estadísticos. Lo que si es cierto es que los mecanismos que generan la fractura del pene son muy frecuente, y todo amante debe reconocer esta entidad para acudir al medico justo cuando se presenta.

Causas

Las fracturas del pene son producto de traumatismos que ocurren con el pene erecto, en estado de flacidez los amplios arcos de movilidad funcionan como un mecanismo protector contra este tipo de lesiones.

El caso típico suele producirse cuando la mujer está encima del varón durante la relación sexual y el pene se sale de la cavidad vaginal y al tratar de penetrar nuevamente choca contra la cadera de la mujer provocando que el pene se doble forzadamente, y se rompa la túnica albugínea.

También pueden suceder por movimientos masturbatorios acelerados y bruscos sobre todo en hombres con problemas de erección, que apresuran la eyaculación antes de perder la firmeza del pene o en jóvenes que se masturban a escondidas y con temor a ser sorprendidos. En algunos estudios, la masturbación acelerada figura como la causa principal de fractura del pene.

Curiosamente, se ha documentado en ingenuos que -por consejo de sus amigos- han intentado maniobras coitales estrambóticas como el tiro del ropero.

Se citan además fracturas producidas por guardar rápidamente el pene en erección al suspender súbitamente un acto sexual, así como en aquellos varones que golpean el pene para desvanecer una erección intrusa.

Dentro del marco hipotético se ha citado como mecanismo causal los movimientos corporales durante el sueño que suceden justo cuando están presentes las erecciones nocturnas.
En ese mismo rubro, figuran los golpes o traumatismos que suceden ante una eventualidad en pleno acto sexual, por ejemplo que se rompa una pata de la cama, o deslizamientos de objetos del cuarto marital como por ejemplo la caida de la puerta del closet, que obligue a los amantes a movimientos bruscos y descoordinados


Clínica


Entre los síntomas característicos figuran el sonido tipo chasquido justo en el momento de la fractura acompañado por un dolor intenso, seguido de hinchazón y deformidad del miembro así como la presencia de acúmulos sanguíneos que se observan por debajo de la piel. Es frecuente, además, que el pene se vea doblado hacia el sitio de la fractura.

Este tipo de accidentes son frecuentes en la vida de los amantes, afortunadamente rara vez provocan verdaderas fracturas, pero es importante saber que la presencia de estos síntomas debe ser razón para consultar lo antes posible.


Complicaciones

Las complicaciones se presentan más en aquellos que consultan tardíamente, y entre ellas figuran: deformidad permanente del pene, curvaturas con la erección, dolor con las relaciones sexuales y hasta cuadros de impotencia.

Tratamiento

El tratamiento inicial consiste en aplicar hielo, así como la utilización de analgésicos y antiinflamatorios, aunque la mayoría de los pacientes van ameritar de una cirugia que repare la ruptura de la túnica.

Temas Relacionados

Infomación Sexual